Púdreme.

22.10.12 § 1

Hoy no me apetece ser feliz, ni mucho menos realista. Me apetece que me estires hasta romperme un brazo, que me desnudes y me hagas frío. Agua. Me apetece sudar de miedo y fumar mucha hierba. Volverme loca. Literalmente. Correr bajo la lluvia y que me sigas, y me mires a los ojos, me cojas la cara entre tus manos y te rías, mientras yo lloro con fuerza y te insulto, y luego me lleves a algún sitio calentito y vacío, con muchos libros, y que nos acostemos en el suelo con las piernas levantadas, y nos leamos el uno al otro. Y fumar mucha hierba. Quiero poder emborracharme todo el día para dar salida a tanta idea desbocada, así, quizás, si me vuelvo loca oficialmente me van a dejar hacer lo que me dé la gana sin tener excusas para atarme. Y a lo mejor si tú me ayudas va a ser más fácil. Es como un suicidio intelectual, o social, o lo que sea, es morirse de rutina y de mediocridad. No quiero morirme de rutina. Prefiero disfrutar de mi propia destrucción, observar desde lo alto como me hago pedazos y me voy cayendo allá por donde voy, se me salta la pintura, en breves no quedará poco más que lo cimientos, pero lo divertido es el camino, arrastrarse entre mentiras, vacíos y cansancio decorado. Y cerveza. Empieza a hacer frío y la podredumbre se nota un poco menos. Tengo algo más de margen, a veces hasta puedo hablar con desconocidos como si fuese normal, y preguntarles si ya ha pasado el 81, y que me miren con cara de asco, y sonreírles con malicia, por dejarse morir de mediocridad. No hay placer más verdadero en esta vida, antes que dejarse morir, que matarse poco a poco.

What's this?

You are currently reading Púdreme. at Historias para Lucía..

meta

§ 1 Response to “Púdreme.”