Archive for agosto 2009

thing 31.

7.8.09 § 2

A veces lloro, sí, a veces recuerdo cosas y lloro, no me avergüenzo de ello, ni me molesta, al contrario, me emociono y lloro aún más, porque me gusta saber que mis recuerdos valen para algo, que cada vez que miro hacia atrás sigo aprendiendo cosas. Hoy he recordado una de ellas. Mi abuelo, un viejo alcohólico y maltratador, pero que es la persona que más he llegado a querer en este mundo, de su boca nunca salió una sola palabra de arrepentimiento, nunca pidió perdón por dejar sin comer a sus hijos y salir a emborracharse, nunca pidió perdón por ser el peor marido del mundo, y tampoco nunca mostró arrepentimiento alguno por los daños ocasionados. Pero se lo ganó todo a pulso. Él se dejó perdonar, fue tejiendo las vidas que había deshilachado. Enmendó todos sus errores, desde el 31 de Diciembre de 1991. Yo no era más que un amasijo de carne y llantos. Pero mi madre me dijo una vez: "Tú, en un solo día, le cambiaste todo lo que no le pudimos cambiar nosotros en toda una vida".
A veces me gusta pensar en ello, me gusta creer que de verdad yo era su "chiquita" y que cambié su vida, y que por eso dejó todo, por eso pudo perdonarse, y cambiar, a sus 54 años de entonces, darle la vuelta a la vida. Incluso, tuvo el valor de esperar. De esperar 15.000 kilómetros, para que mi madre le pudiese perdonar. Sí, esperó a que mi madre le perdonase para morir.
Por eso, hoy miro para atrás y aprendo algo. Hoy aprendo que la vida nos hace cambiar. Que tenemos que perdonarnos desde dentro. Y si él cambió con mi vida, yo he cambiado con su muerte.

4.8.09 § 2

Me encanta, me encanta que los energumenos que dejamos sueltos por el mundo
salgan de fiesta y me partan un labio, es la cosa que más me gusta del planeta.